Sobre mí

B de Barbarian

Queridx lector/a.

Ante todo, quiero agradecerte que hayas llegado leyendo hasta aquí. Soy Bárbara Balbo, creadora del Concepto BalanSer.

Mujer, madre y artista multidisciplinar. Nacida en Buenos Aires, Argentina, el 12 de febrero de 1979, y radicada en Barcelona desde comienzos del 2009.

Me dedico al arte desde que tengo uso de pasión. Danza, música y letras, son las expresiones que definen mi vida, pero, paralelamente, para convivir lo mejor posible conmigo mismx y los demás seres de este planeta, trabajé (y trabajo) con esfuerzo y constancia en mis emociones. Fue el encuentro de estos diversos recorridos lo que me ha llevado a crear "BalanSer".

A lo largo de mi vida, al mismo tiempo que "mi artista" estudiaba y trabajaba como tal, siempre busqué reforzar mi ser emocional. 

Afortunadamente, desde mi adolescencia estuve en manos de buenxs profesionales, que me ayudaron a crecer poco a poco, tanto en lo profesional como en lo personal. 

Por esas casualidades, descubrí el yoga a los quince años. Para ese entonces ya cantaba y bailaba casi como respiraba. Me sentía tan bien al practicarlo, que me convertí en Instructora de Yoga. Aunque no ejerzo como tal, es una práctica que utilizo cotidianamente para mi entrenamiento como bailarina y como conexión con mi interior. 

También, desde aquél entonces, comencé a hacer psicoanálisis, y aunque lo he interrumpido en varias ocasiones, aún asisto a mis sesiones.

Por curiosidad y necesidad, he ido estudiando diferentes enfoques para el desarrollo personal, lo que me llevó a convertirme en Experta en Inteligencia Emocional e Instructora de Mindfulness. Como un plus, para profundizar en el mundo de las letras, actualmente estoy cursando en la universidad el Grado en Comunicación. Pues considero que la búsqueda del bienestar integral del ser, nunca acaba. 

Agradezco a la vida el haber tenido la posibilidad y la voluntad de estudiar e investigar, es algo que me ha dotado de herramientas, con las cuales he podido superar adversidades y encontrar las fuerzas para salir adelante.  

Estas herramientas se convirtieron en un modo de vida, porque si hay algo que aprendí, es que siempre las necesitaré. Pues la balanza de la vida no permanece equilibrada, siempre surge algún suceso que altera su peso, y debo estar preparada para volver a equilibrarla tantas veces como sea necesario, y, precisamente, esto es lo que quiero compartir con todxs ustedes.